Microdermoabrasión

Si tienes la piel con arrugas y cicatrices superficiales, coloración irregular o acné puedes ser una candidata para la microdermoabrasión.

En los últimos años, han ido tomando auge los llamados sistemas de “agresión controlada”, que tienen por objeto la regeneración del tejido. La microdemoabrasión pertenece a este grupo de procedimientos estéticos, y consiste en la remoción mecánica y controlada de los estratos córneo y granuloso (epidermis). En los gabinetes de estética, este tipo de abrasión se realiza con fresas de diferente granularidad (puntas de diamante) o por medio de la explusión de cristales de óxido de aluminio que impactan en la piel. Mientras que en este último los cristales y las células Puntas diamantadas para microdermoabrasión.desprendidas son aspirados por un colector, con las puntas de diamantes se ejerce una succión que no sólo aspira las células removidas sino que garantiza un íntimo contacto entre la piel y la fresa.

La microdemoabrasión se utiliza como tratamiento previo o complementario de otras intervenciones, como la mesoterapia, los peelings químicos y las biomáscaras, ya que optimiza la absorción de sus principios activos. Los resultados son similares al peeling químico, aunque ofrece una ventaja para aquellas pieles que son reactivas a los ácidos.

Es un tratamiento no invasivo, indoloro, sin molestias y no requiere anestesia. Indicado tanto para pieles jóvenes como adultas, te lo recomiendo en caso de:

Está contraindicado para quienes tengan dermatitis, eczemas, herpes, lesiones vasculares,acné generalizado, diabetes…

El número de tratamientos depende de la condición de la piel y de la profundidad alcanzada. Una serie de 4 a 8 sesiones, de frecuencia semanal, permitirán eliminar continuamente las capas externas de piel muerta, logrando resultados visibles desde la primera sesión. La piel se siente y se ve suave y uniforme. Sin embargo, la microdermoabrasión no es un tratamiento mágico, ya que es necesario dar tiempo al tejido para regenerarse progresivamente a lo largo de las sesiones. La constancia es importante para el logro de los mejores resultados. A la hora de iniciar un tratamiento de microdermoabrasión debes tener en cuenta que toda exfoliación produce un microdaño y es imprescindible usar protección solar para evitar irritaciones y posteriores manchas; y para potenciar los resultados, trata la piel en casa con el renovador celular que te recomiende tu esteticista.

Licencia de Creative Commons
Microdermoabrasión by Andrea Saracco is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

Anuncios

Peeling facial

El peeling facial químico es un clásico infaltable dentro de los tratamientos de estética en todo el mundo. Muy requerido durante los meses de invierno (para evitar la exposición solar y la fotosensibilidad) ofrece resultados inmediatos y visibles.

El peeling químico se realiza por medio de una sustancia ácida (loción, gel, crema) que produce una exfoliación y remueve las células dañadas y muertas de la piel. Si la concentración del ácido es baja realizará una microexfoliación y si es elevada (peeling médico) la exfoliación puede llegar hasta la dermis.

exfoliación de la piel del rostro

El peeling químico es una técnica recomendada para renovar las células de la piel y lograr reducir arrugas, manchas y cicatrices.

Existen dos grupos de ácidos orgánicos, según su solubilidad:

1- Los alfa hidroxiácidos (AHA) son solubles en agua, y derivan de frutas, azúcar, leche agria y otras fuentes naturales, aunque actualmente el 90% de los aha’s son sintéticos.  En concentraciones menores al 3% ayudan a fijar el agua (son hidratantes), en concentraciones superiores al 4%, con un PH de 3 a 4 ablandan el cemento intercelular provocando descamación celular. Dentro de este grupo tenemos:

  • Ácido glicólico: extraído de la caña de azúcar
  • Ácido láctico: extraído de la leche
  • Ácido málico: extraído de peras y manzanas
  • Ácido cítrico: extraído de las naranjas y limones
  • Ácido tartárico: extraído de la uva

Los de uso más frecuente en cosmética son el glicólico, el láctico y el cítrico.

2- Los beta hidroxiácidos son solubles en grasas y por tanto resultan muy efectivos para exfoliar las pieles de biotipo graso. Penetran profundo y sin causar irritación. Uno de los más usados el ácido salicílico, derivado de la aspirina, es muy eficaz para tratar el acné. Tiene propiedades comedolíticas, antibacterianas y antiinflamatorias.

El objetivo principal de un peeling es acelerar el tránsito celular para lograr la renovación de la piel. Según las capas que se remuevan serán los resultados:

  • El peeling superficial produce una descamación a nivel del estrato córneo. Borra arrugas finas, reduce la visibilidad de los poros, atenúa y remueve manchas superficiales, trata el acné. Da mucha luminosidad a la piel otorgándole un aspecto fresco y saludable.
  • El peeling medio produce una descamación más intensa. Borra arrugas finas, es recomendable para suavizar las arrugas peribucales y orbiculares, remueve manchas profundas, da a la piel un aspecto luminoso y jovial.
  • El peeling profundo es un tratamiento que debe realizar el dermatólogo. Tiene como objetivo remover la capa epidérmica con el fin de estimular la formación de nuevas fibras de colágeno y elásticas. Son muy profundos y agresivos para la piel: causan inflamación, bastante enrojecimiento, sangrado y costras (dependiendo de la profundidad) y los cuidados deben ser rigurosos: prohibida la exposición solar y uso infaltable de pantalla solar para evitar pigmentaciones y cicatrices. Remueve arrugas profundas y cicatrices, elimina las manchas. La piel queda con aspecto de porcelana. Se utilizan ácidos como: tricloroacético (TCA), resorcina, fenol, solución de Jessner, pirúvico.

Peeling en gabinete

El tratamiento de peeling en el gabinete de estética requerirá de 5 a 8 sesiones para conseguir resultados óptimos, dependiendo del tipo de piel que tengas y como se encuentre. Los tratamientos son personalizados en cuanto al tipo de ácido a utilizar y al número de sesiones y su frecuencia.  Es importante que  sepas que, a medida que se avanza en el tratamiento verás en tu piel cambios que son totalmente normales y esperables en un peeling químico. Como se están desprendiendo las células dañadas podrás sentir tu cutis seco,  o que “tira”; no te preocupes esto sucede porque  la barrera cutánea está alterada y la piel se deshidrata. En una segunda etapa nos encargaremos de nutrirla y humectarla. La palabra peeling significa peladura, es decir, tu piel se está exfoliando por medio de un ácido (que es irritante), y en consecuencia puede que notes un ligero enrojecimiento o irritación en la piel, que es transitorio y normal.

El cuidado diario que puedas hacer en domicilio es fundamental para potenciar los resultados: primeramente y sin excepción, debes usar protección solar cada día hasta un mes de finalizado el tratamiento ya que tu piel estará sensible y puede mancharse. En segundo lugar, usar alguna crema o gel con ácidos que te recomiende la profesional para continuar con la renovación celular. Si la piel está muy seca podrás hidratarla con agua termal, una loción o gel hidratante que te indique tu esteticista.

Una vez finalizado el tratamiento de peeling, tu rostro se verá luminoso, con una coloración pareja y tendrá una textura suave y regular. Ya que tu epidermis se encuentra fina y permeable es un momento propicio para iniciar un tratamiento con activos antioxidantes e hidratantes que rejuvenecerán tu piel.

> MÁS INFORMACIÓN: Resveratrol – la promesa para una larga vida

Licencia de Creative Commons
Peeling facial by Andrea Saracco is licensed under a Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 Unported License.