Tips para cuidar tu piel

Hoy veremos algunos tips para cuidar tu piel, una serie de consejos fáciles y útiles de aplicar a diario para prevenir y tratar los problemas de la piel más habituales.  Se trata de limpiar, tonificar, suavizar, humectar y proteger la piel teniendo en cuenta sus características y necesidades.

Como sabes, el tipo de piel está dado genéticamente pero puede modificarse según factores externos, internos y por el indiscutible paso del tiempo. Si llevas acabo estas recomendaciones empezarás a notar cambios inmediatos y otros a más largo foto del rostro de una mujer rubia plazo. El cuidado cutáneo es semejante al que realizas con una dieta: aunque reduzcas las calorías de tu ingesta diaria si quieres bajar de peso o aunque ingieras todos los antioxidantes necesarios para estar sana y vital no te verás al día siguiente delgada o más joven. Notarás cambios graduales que te harán sentir bien día a día pero el resultado final que esperas lo experimentarás al cabo de las semanas o meses.

Recomendaciones para la piel seca

Para lograr una piel saludable será necesario elevar los niveles de humectación reteniendo el contenido hídrico en el estrato córneo y aportando agua desde fuera. Verás que en poco tiempo tu piel estará más elástica, luminosa y suave.

  • Humecta tu piel inmediatamente después de bañarte: los jabones y productos de limpieza remueven el manto hidrolipídico quitándole humedad y dejando la piel del rostro y cuerpo tirantes.
  • Exfolia tu piel: las cremas o geles con gránulos te ayudan a mantener desobstruídos los ostium (poros). También te recomiendo usar diariamente algún renovador celular que contenga Aha’s.
  • Evita el agua muy caliente a la hora de bañarte: el calor eleva la temperatura corporal y favorece la evaporación cutánea.
  • Humecta diariamente tu piel: de dos a tres veces por día en la cara y luego de bañarte en el cuerpo.
  • Considera usar una crema humectante liviana para el verano y otra más untuosa para el invierno.
  • Utiliza cremas con activos específicos según la necesidad:
  1. ceramidas: reparan la barrera lipídica alterada, evitan evaporación del agua del estrato córneo.
  2. ácido hialurónico: retiene el agua en la dermis, redensifica.
  3. vitaminas y minerales: ejercen un papel protector de la piel.
  • Toma de 2 a 3 litros diarios de agua: la hidratación de los tejidos se da fundamentalmente por el agua ingerida.
  • Mantén humidificado el ambiente de tu entorno: la piel se hidrata del ambiente, por eso en invierno (cuando la humedad relativa es más baja) se reseca fácilmente.
  • Usa protector solar: siempre debes proteger tu piel de las radiaciones solares para evitar daños a corto y largo plazo. Si te interesa retardar la aparición de arrugas, pliegues y manchas es imprescindible que uses protección solar diariamente. Prefiere los protectores cremosos y si tu piel es sensible leige aquellos que contengan óxido de zinc y/o dióxido de titanio.

Recomendaciones para la piel grasa

Para lograr una piel saludable es necesario equilibrar las cantidades de sebo y agua. Verás que en poco tiempo tu piel lucirá fresa, limpia y sin brillo.

  • Usa agua tibia para lavar su cara: el agua caliente actúa como disolvente sobre la grasa, mucho más que el agua fría.
  • Mantén la piel limpia: lava tu rostro por la mañana y por la noche, y a mitad del día si es necesario. Un máximo de tres lavados diarios es suficiente puesto que más porque de estimulará mayor producción de sebo.
  • Evita los productos de limpieza agresivos: los jabones fuertes o detergentes pueden provocar irritación.
  • Exfolia tu piel: las cremas o geles con gránulos te ayudan a mantener desobstruídos los ostium (poros). También te recomiendo usar diariamente algún renovador celular que contenga Aha’s.
  • Hidrata siempre luego del lavado: es común que las pieles grasas o seborréicas se deshidraten con facilidad debido al empeño en remover la grasitud. Intenta mantener o lograr el equilibrio de sebo y agua.
  • Evita los productos humectantes oleosos: elige formulaciones libres de aceite. Atención: los sérums son una buena opción siempre que no sean oleosos, en ese caso prefiere geles.
  • Usa mascarillas con propiedades absorbentes: las arcillas y fangos absorben el sebo dándole un aspecto mate a la piel.
  • Usa protector solar: siempre debes proteger tu piel de las radiaciones solares para evitar daños a corto y largo plazo. Si te interesa retardar la aparición de arrugas, pliegues y manchas es imprescindible que uses protección solar diariamente. Las bases de maquillaje compactas con FPS son ideales para las pieles grasas y los protectores con óxido de zinc y/o dióxido de titanio resultan perfectos para las pieles sensibles.

Recomendaciones para la piel mixta

Para lograr una piel saludable deberás equilibrar las diferencias entre las distintas partes de la cara. Verás que desaparecerá el brillo de la zona T y lucirá más luminoso y humectado el resto del rostro.

  • Higieniza tu cara con un limpiador suave: una espuma o gel solubles en agua son una elección adecuada para limpiar tu piel sin resecarla, engrasarla o irritarla.
  • Evita jabones irritantes para higienizar el rostro: la mayoría de los jabones en pastilla tienden a irritar y resecar la piel.
  • Utiliza máscaras que regulen la grasitud de la zona T: puedes aplicar dos a tres veces en semana mascarillas de arcilla o fango para absorber el exceso de sebo.
  • Escoge tónicos a base de hierbas: evita ingredientes como el alcohol, mentol, cítricos. El agua termal es una buena opción para hidratar y descongestionar.
  • Exfolia tu piel regularmente: dos veces a la semana, en la zona T, con un gel con  gránulos y por la noches un renovador celular estará muy bien.
  • Hidrata la piel del rostro con productos libres de aceite.
  • Aplica una crema hidratante en todo el rostro y alguna específica con ceramidas para la zona seca.
  • Usa protector solar: siempre debes proteger tu piel de las radiaciones solares para evitar daños a corto y largo plazo. Si te interesa retardar la aparición de arrugas, pliegues y manchas es imprescindible que uses protección solar diariamente. Las bases de maquillaje compactas con FPS son ideales para las pieles grasas y los protectores con óxido de zinc y/o dióxido de titanio resultan perfectos para las pieles sensibles.

Estos cGuía básica de cuidados cosméticos para descargaruidados externos sumados a una alimentación sana que incluya frutas y vegetales variados, legumbres y cereales y agua favorecerán a la salud de tu piel.

Si deseas ampliar tu información te sugiero que descargues la versión en pdf de la Guía básica de cuidados comésticos.

Licencia Creative Commons
Tips para cuidar tu piel por Andrea Saracco se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported.

Anuncios